APBolivia Prepara Evento Mundial en Madrid

Madrid, junio de 2010 (Prensa APBolivia).- Con botas y cascabeles, con pasión y mucho amor, con alegría y fuerza la Asociación Pro Bolivia se ha sumando a la iniciativa de la Organización Boliviana de Defensa y Difusión del Folklore Boliviano (OBDEFO), Radio Pasión Boliviana y el Ministerio de Culturas de Bolivia, para organizar en Madrid el evento denominado “Danza de los Caporales 100% Boliviana” con el objetivo de reinvindicar y promocionar esta danza boliviana a nivel mundial. El domingo 18 de julio de 2010 en todas las capitales del mundo a partir de las 12:00 (hora de Bolivia), miles de caporales bailaran simuntaneamente en defensa de esta danza declarada Patrimonio Nacional de Bolivia.

Evento Mundial

Hasta la fecha se ha confirmado la realización den evento en: Brasil, Argentina, Suecia, Estados Unidos, Alemania y Dinamarca. En la capital de España la demostración comenzará a las 18:00 y para ello se han convocado a todas las Asociaciones Culturales de Bolivianos a sumarse a esta iniciativa mundial. La expectativa es grande y se espera contar con la participación de más de 200 caporales que durante una hora mostrarán esta danza a los madrileños y el mundo.

Los organizadores cuentan con la colaboración de la Embajada del Estado Plurinacional de Bolivia, la cual está gestionando los permisos necesarios para la utilización de un espacio público ante el Ayuntamiento de Madrid. Las inscripciones continúan abiertas y se puede pedir mayor información a info@apbolivia.org

Danza de los caporales:

Danza estilizada, de ritmo ágil. El Caporal, representa al mulato (mezcla de raza negra con blanca) que al ejercer su labor represora de “capanga” (preferido del patrón, resentido se convierte en verdugo de su propia raza en función de bedel ó Capataz) que controla la producción de cítricos y cocales en zonas tropicales de los Yungas, causando martirio con látigo en mano a esclavos negros (engrillados a cadenas gruesas provocan sonidos acompasados y cansinos), inmune al dolor, actitud prepotente, insensible y represor de insubordinación, convertido en despreciable y soberbio.

Los bailarines llevan un ritmo ágil; van vestidos con trajes coloridos y brillantes; llevan un látigo y un silbato en la mano y muestran una actitud amenazante.

Caporales Asociación Pro Bolivia

Los caporales de APBolivia a su paso por el Paseo del Prado en Madrid

Los orígenes de esta danza:

A finales de los años 60 nace en un barrio popular de la ciudad de La Paz  – Bolivia una nueva expresión del folklore boliviano: el “caporal”. Esta danza que podemos definir como “suburbana” fue creada por los hermanos Estrada, quiénes se inspiraron en los rítmos de los comunarios negros (afrobolivianos), de la región paceña de Los Yungas.

Un grupo de jóvenes seguidores de los hermanos Estrada conforman la primera agrupación de caporales de La Paz y de Bolivia, y es en la Festividad del Señor del Gran Poder que se estrenan las coreografías y los trajes que por aquel entonces eran guaracheras cubanas (un pantalón ancho parecido al estilo del gaucho argentino), cascabeles en las botas, sombrero de paja, un látigo en una mano  y en la otra una máscara de negro.

La palabra de “caporales” deriva de la palabra “capo” que se utilizaba para denominar al capataz (mulato, capanga) que cuidaba de los esclavos africanos. Este personaje vestía un buzo, blusa y sombrero de ala ancha, además tenía un machete y dos cascabeles en las botas, con los que anunciaba su presencia. El mulato, que al considerarse el preferido del patrón durante la colonia española, reniega contra su raza, y cumple perfectamente su función de capataz, controlando de esta manera la producción de las plantaciones de Los Yungas y los Obrajes. Con látigo o machete en mano, martiriza a los peones negros, engrillados a cadenas que producen sonidos acompasados.

El Viceministerio de Cultura de Bolivia señala que “sobre los caporales existen varios estudios especializados. Lo evidente es que la danza aproximó a la ciudad aymaro-mestiza con el otro lado: la ciudad de la pequeña e incipiente burguesía. Las contradicciones no dejan de estar presentes. De origen netamente aymaro-mestizo-urbano, los Caporales pasaron de Chijini (zona del Gran Poder) a asentarse en los barrios de clase media y las residenciales de la zona sur (zona de la burguesía paceña). Nada niega su importancia en el proceso de reconocimiento histórico y cultural ocurrido en la década de 1970 y que fortaleció la identidad de la urbanidad occidental de Bolivia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: